LA CRUZADA DE NEVILLE

LA CRUZADA DE NEVILLE

sábado, 31 de agosto de 2013

UNA NUEVA GILIPOLLADA, EL MUSEO DE LAS RELIQUIAS






EL FORO   por Juan Vega; viceconsejero del anterior Gobierno del Principado por Foro Asturias.



Sigue la campaña desatada por La Nueva España en apoyo de la iniciativa lanzada por los protagonistas de un Código da Vinci calellero, para que el Ayuntamiento de Oviedo financie a la trágala el proyecto de construir un museo sobre el Santo Sudario en terrenos del Arzobispado.
Todo parece indicar que este proyecto sale del llamado Centro Español de Sindología, en colaboración con Blanco Producciones S. L., que junto con Esirtu Group -empresa vinculada al PP de Málaga a través del vicepresidente de la Fundación Unicaja-es el promotor privado de la exposición seudocientífica sobre la Sábana Santa, que de Málaga y Sevilla vino a la capital de Asturias por no se sabe muy bien qué extraños designios, asociados al proyecto de museo de las reliquias.
Los inventores de este engendro, tienen tan poco gusto, y tan magro sentido común, que hasta se han inventado un menú para promocionar el “evento”. Vean la pitanza que se ofrece en un céntrico restaurante ovetense, con peor gusto que sentido de la oportunidad, por inducción de cualquier descerebrado:
Menú para la ocasión: Primeros. Surtido de tortos (2 picadillo con huevo y 2 cecina y queso de cabra). Segundos. 2 Cachopos de Ternera, Jamón, Setas y Queso Gouda. Postres. 2 Tartas de Queso con Frutos del Bosque. Pan, Agua y Botella de Vino Tinto Rioja Crianza. 1 Entrada Exposición Sabana Santa Oviedo. 50 €/pareja
la mas barata
El proyecto y la inversión en la construcción de tan promocionado edificio, como vemos, ha desatado los jugos gástricos de quienes parecen creer que es posible rendir homenaje a la mortaja de Nuestro Señor Jesucristo comiendo picadillo con huevo y cecina, y así, pudiera lograrse algún tipo de inexplicable comunión con la figura del Hijo de Dios.
Mal asunto mezclar reliquias con queso gouda, pero peor es aún pretender darle cientificidad a una cuestión de fe, como es el de las reliquias. Las reliquias se adoran por los creyentes, y se respetan por los no creyentes, pero cuando se mete en esto la seudociencia empiezan los problemas, pues de la mezcla anárquica entre lo sagrado y lo profano, nada bueno se puede conseguir. Si acaso acabar armando un buen lío.
Todo Oviedo sabe que la exposición es un fracaso de público, y en los locales de hostelería próximos a la plaza de la Catedral donde se asienta esta solitaria carpa, ven perfectamente, porque son testigos presenciales, que allí no hay ninguna pasión por visitar una exposición en la que en todo el verano no se montó ni una cola, y las decenas de miles de visitantes de los que habla La Nueva España, son como los manifestantes de UGT y CCOO en los primeros de mayo, que se multiplican como los panes y los peces.
Como era de temer, detrás de la tétrica muestra había otro proyecto que ya tenían apalabrado, con hormigón por el medio, y están tan chiflados por cerrar el negocio, que para intentar promocionarlo, se atrevieron a inventarse la supuesta aparición de una nueva reliquia en la Catedral de Oviedo, un trozo del manto de Cristo, que forma parte de todos los inventarios de reliquias que existen desde el siglo XI, incluida la inscripción de la propia Arca Santa catedralicia.
El canónigo Enrique López, que tiene no poco que ver en este asunto, cuenta la verdad, inocentemente, en La Nueva España de este miércoles: “hace tiempo que se especula con un museo sobre el Sudario. El Centro Español de Sindonología había hablado de ello”. El canónigo López, también reconoce que la reliquia cuyo descubrimiento anunció a bombo y platillo La Nueva España, era perfectamente conocida:
sostiene que el acta mandada redactar por Alfonso VI en 1075 ya menciona la túnica de Cristo y que esa reliquia se perdió sin dejar rastro en algún momento de la historia, así que, según el canónigo, el lienzo que actualmente se exhibe en la Cámara Santa está bien identificado.
Pero lo más fuerte de todo es cómo recogen las declaraciones del catedrático de Historia Medieval de la Universidad de Oviedo, que es el mayor experto en el estudio de las peregrinaciones a San Salvador de Oviedo, del que ocultan sus títulos, y al que tiran al final de la información, como si su opinión fuese irrelevante:
El medievalista Ignacio Ruiz de la Peña rechaza tajantemente el museo, que considera «una cosa absurda». «El museo de las reliquias es la propia Catedral», afirma. «Basta de bobadas, ya hay un museo, que cuiden lo que hay y que lo protejan», añade. «Estamos de centros de interpretación hasta arriba. La Cámara Santa se hizo para guardar y venerar las reliquias y quieren hacer un museo, ¿para qué? ¿para gastar y beneficiar a cuatro?», añadió.
¿Va a construirse un edificio en Oviedo, financiado por el Ayuntamiento, para albergar un proyecto sobre su historia medieval, en contra de la Universidad, respaldando una ocurrencia de un tinglado seudocientífico que como han demostrado con el show de la reliquia desaparecida y hallada en el templo, lo ignoran todo sobre la historia de Oviedo y de Asturias?

Comentario al artículo del sr Juan Vega

Pandilla de comedores.............no parais de cebaros en vuestros  groseros duernos sangrando al pueblo como sanguinjuelas. Éste es uno más de los duernos del conglomerado PPPSOE que nos está arruinando.

2 comentarios:

  1. ¿No tienen ya museo en la catedral? ¿que tienen que sacalu fuera pa tener que pagar "alquiler a la iglesia? ¿tienen que financiar a amigos con empresas? ¿luego la inaugurarán sin terminar? ¡pregunto eh! que hay gente muy susceptible e igual me cae una demanda

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En la Albania del Cantábrico..........todo es posible.

      Eliminar