LA CRUZADA DE NEVILLE

LA CRUZADA DE NEVILLE

martes, 25 de abril de 2017

El calvario de José Luis Vicente I



José Luis Vicente González http://www.jlvg.es/ está siendo toreado por la administración de justicia.
Tras haber presentado varias denuncias en relación al acoso laboral y humano al que se ha visto sometido de una forma implacable, éstas, no acaban de resolverse bien por la inacción judicial o por tácticas dilatorias asombrosas de alguno de los implicados.
Lo cierto es que tras varias suspensiones por no haberse presentado los demandados a declarar tenemos que certificar que vivimos en el país de Jauja.

José Luis Vicente González un apasionado de la historia y la arqueología cuestionó de forma abierta algunos de los postulados inamovibles de una casta apolillada y momificada que permanece clavada a sus cátedras de las que apenas salen desde luego nunca en trabajo de campo o raras veces.

¿Qué ha de suceder para que se haga justicia a las numerosas tropelías cometidas contra el brillante investigador zamorano?

Para desgracia del "stablishment" anquilosado y pertrechado en sus búnkers de plagios y oropeles José Luis Vicente ha resistido toda presión y merced a la ayuda de prestigiosas instituciones científicas que le han dado cobertura se abre paso a través de la jungla de los contumaces inquisidores.
Tienen miedo,sí, más que miedo pánico, están nerviosos ¿y qué mejor táctica que la de marear la perdiz con cuestiones dilatorias............?

lunes, 24 de abril de 2017

EL MUSEO DE LOS PAÍSES CELTAS YA TIENE LLAVES

Objetos de Asturias, Galicia, Escocia, Irlanda, Illa de Man, País de Gales, Cornualles y Bretaña ocuparán el espacio para acercar toda la cultura del Arco Atlántico al concejo.

Bras Rodrigo abre la puerta del local en las escuelas de Villa. MARA VILLAMUZA

http://ocio.lne.es/agenda/noticias/nws-490198-el-museo-paises-celtas-ya-tiene-llaves.html

La Banda de Gaites de Corvera avanza en la creación del primer centro de interpretación de estas características en el mundo
La Fundación Banda de Gaites de Corvera d''Asturies ya tiene en su poder las llaves del futuro Ecomuseo de los Países Celtas, que estará ubicado en las antiguas escuelas de Villa. El proyecto va tomando poco a poco forma. Es la culminación de la idea de un centro que empezó siendo de gaitas y que se ha convertido en mucho más. "Será el único museo en el mundo, hasta el momento al menos, sobre los países celtas. Vamos a tener un poco de todo: instrumentos, trajes y algunas cosas audiovisuales. Tenemos muchas cosas ya. El objetivo es que la gente marche sabiendo lo que es el arco atlántico y la cultura celta", señala Bras Rodrigo, director de la banda de gaitas.
Objetos de Asturias, Galicia, Escocia, Irlanda, Illa de Man, País de Gales, Cornualles y Bretaña ocuparán el espacio para acercar toda la cultura del Arco Atlántico al concejo. Y es que los fundadores quieren que sea un museo no solo único, sino muy atractivo. "Queremos que sea un museo vivo. Además de la exposición permanente queremos traer también exposiciones temporales y, si puede ser, que haya alguna actuación", explica el director. El centro de interpretación de la cultura celta será además el primer museo que habrá en el concejo, un impulso cultural para Corvera.
Ahora, desde la Banda de Gaites están trabajando en el proyecto museístico que se exige para la apertura y para percibir las subvenciones, así que queda mucho trabajo por delante. "Esta es la idea que tenemos, la de un museo dinámico. A ver si somos capaces de estructurarlo bien. Tenemos una cosa buena, que somos muy cabezones y todo lo que nos propusimos lo logramos sacar adelante", sentencia Rodrigo.
Por el momento, no se ponen plazo de apertura. "Nos habíamos puesto un plazo, pero por causas ajenas, no hemos podido cumplirlo, así que mejor no nos ponemos una fecha para abrir. Sí nos gustaría preparar algo ya en el museo para las fiestas de Villa, que son en agosto, para luego abrir más adelante de forma definitiva. Nos falta mucho trabajo por delante", afirma el director de la banda.
El centro albergará, entre otros muchos objetos, los trofeos que la activa banda de gaitas de Corvera cosechado en medio mundo, una muestra permanente de las gaitas de diversos países del Arco Atlántico, además de una colección de gaiteros en miniatura, propiedad del próximo gestor del centro de interpretación.
Otra de las metas que tiene Bras Rodrigo para este museo es "dar vida al pueblo y a la cultura" en un edificio que ha estado en desuso en los últimos años, algo que ha sido muy aplaudido por los vecinos de la zona que esperan que la iniciativa de un nuevo aire a la localidad. De ahí que la entrega de las llaves del local sea un paso importante dentro de todo el proyecto.
La gaita más grande del mundo -una escultura de ocho metros subida a una peana de otros tres- lucirá junto al Museo de los Países Celtas de Asturias
LA GAITA MÁS GRANDE DEL MUNDO -UNA ESCULTURA DE OCHO METROS SUBIDA A UNA PEANA DE OTROS TRES- LUCIRÁ JUNTO AL MUSEO DE LOS PAÍSES CELTAS DE ASTURIAS

Una escultura de 8 metros de alto, elaborada en hierro e hilos de cobre, será el principal reclamo del Museo de los Países Celtas que abrirá este año

En Corvera se podrá soplar la gaita más grande del mundo, aunque alcanzar el roncón y conseguir que emita algo parecido a música no será tarea fácil. El Museo de los Países Celtas de Asturias, que abrirá a lo largo de este año en Villa, acogerá la mayor gaita del mundo, una escultura que toma como inspiración la tradicional gaita asturiana. La obra tendrá una altura de ocho metros, a los que hay que sumar otros tres metros de la peana que la sujetará. Se elaborará con hierro e hilos de cobre -se calcula que se necesitarán 50 kilómetros- dos materiales con los que trabaja habitualmente Gonzalo Prado Grela, quien reconoce que hasta el momento  «nunca» se había enfrentado a un proyecto de estas dimensiones. La altura de ocho metros no es casualidad, han pensado en uno por cada país celta, de modo que la gaita los acoja a todos.
Él se encargará del trabajo artístico del proyecto y para la parte más técnica ha recurrido a profesionales de soldadura y calderería. «La dificultad es la estructura, que se debe hacer con seguridad por el tamaño», explica y apunta que aún no se sabe cuánto pesará finalmente la obra, aunque es presumible que sea de todo menos ligera. La pieza se elaborará en hierro y el hilo de cobre se usará como la tela que recubre la gaita tradicional asturiana. Los flecos del ronco se sustituirán por pequeños tubos que harán que al contacto con el aire emitan sonidos, aunque queda por ver si se parecerá a los de la gaita tradicional. A su alrededor se instalarán luces led para que pueda ser vista desde lejos. En el local del museo ya se encuentra una maqueta, a tamaño de gaita asturiana, de la espectacular escultura.
La previsión de Prado Grela es tener lista la obra para finales de verano, aunque asegura que el plazo podría variar en función de las dificultades que se encuentre durante el trabajo. «En la parte que me toca lo más complicado es la forma, conseguir que las proporciones sean las de la gaita», explica. Trabajará en la pieza en Pelúgano (Aller) y lo hará al aire libre, de modo que todo el que quiera ir a ver cómo evoluciona podrá hacerlo. Posteriormente se trasladará a Villa para su instalación en el Museo de los Países Celtas.
La idea de crear la gaita más grande del mundo para el museo corverano nació durante un «brain storming». «Estábamos pensando en qué podíamos hacer para diferenciar el museo y así fue cómo surgió la idea», explica Bras Rodrigo, presidente de la Fundación Banda de Gaitas Principado de Asturias, entidad que se encargará de gestionar el futuro centro. “La gaita es el instrumento celta por excelencia y, a su vez, la gaita asturiana es una de las más antiguas documentadas y por esta razón la mayor gaita del mundo debe estar en este país celta. La música es uno de los legados tangibles más significativos de la cultura celta, pero que sin embrago ha pervivido con fuerza hasta hoy, y por eso la razón de ser de este museo, que trata de rescatar la memoria celta de su frecuente invisibilidad”, ha explicado Rodrigo.
La gaita que se creará es única por sus dimensiones, como lo es también el centro en que se instalará. Las antiguas escuelas de Villa se transformarán para acoger el Museo de los Países Celtas, algo que no existe en ninguna parte del mundo. Está previsto que abra sus puertas a lo largo de este año y, de hecho, mientras Prado Grela trabaja en «la gaita gigante que será un icono celta en el mapamundi de la cultura internacional», como la ha definido Rodrigo, la entidad se encargará de dotar de contenido al centro. Ya cuenta con numeroso material para poner en marcha el que será el primer museo de Corvera. Bras Rodrigo, el presidente de la entidad que lo gestionará, apunta a que cuentan con suficientes recursos, no en vano él mismo cuenta con una colección de figuras de gaiteros que ha ido adquiriendo por distintos países del mundo y que alcanza el medio millar.
Un teito a la puerta del museo
Además de la gaita, principal elemento de atracción del futuro centro, contará con un espacio etnográfico y Agustín Aranburu elaborará una decoración exterior relacionada con la temática. A ello se une una reproducción de un teito como aquellos en los que siglos atrás vivían los celtas que poblaron Asturias. Especialistas en este tipo de estructuras se encargarán de crearlo y lo levantarán en el exterior del propio edificio durante dos semanas. Será la entrada a la colección sobre la cultura celta en todo el mundo

viernes, 14 de abril de 2017

ALFONSO FANJUL ACUSA DE PLAGIO A UN ASESOR EXTERNO DEL AYUNTAMIENTO DE OVIEDO



Arriba en la imagen: el laureado doctor en arqueología asturiano Alfonso Fanjul acusa de plagio a un asesor externo del ayuntamiento de Oviedo.




LA NUEVA ESPAÑA

Acusan de plagio a un asesor externo del Ayuntamiento en Cultura

11.04.2017 | 01:30
El geógrafo y gestor cultural Manuel Antonio Huerta ha sido denunciado por plagio por el arqueólogo Alfonso Fanjul, que le acusa de reproducir en su libro "Los vigilantes silenciosos. Las construcciones de la Guerra Civil en Asturias" textos íntegros de otros autores. Huerta ha trabajado para el Ayuntamiento como asesor externo de IU en asuntos culturales, es el autor del proyecto del museo de cerámica de Faro y organizó las jornadas de patrimonio industrial.

La denuncia de Fanjul no se refiere al plagio de ninguna obra suya, sino de un artículo publicado en el anuario de la asociación Arama en el año 2009 y de un libro de Javier Rodríguez Muñoz, "La Guerra Civil en Asturias", de 2007. El arqueólogo asegura que no tiene relación alguna con Manuel Antonio Huerta, más allá de que ambos coincidieran en Faro. Fanjul llevó a cabo una campaña arqueológica en esa localidad, financiada por el Ayuntamiento de Oviedo y la Consejería de Cultura. Huerta es el autor del proyecto del museo de cerámica de Faro.
Guillermo Tabernilla, miembro de la Asociación para la Recuperación de la Arquitectura Militar Asturiana, Arama, manifestó ayer que por parte de este colectivo no hay cuentas pendientes con Manuel Antonio Huerta. Tabernilla refirió que Huerta "copio literalmente párrafos enteros de nuestro anuario, un capítulo entero de su libro, le escribimos una carta y le pedimos que lo reconociera por escrito, lo hizo y no lo llegamos a demandar". "Somos una asociación sin ánimo de lucro y con eso nos damos por satisfechos", añadió.

El otro involucrado en la denuncia de Fanjul es el historiador Javier Rodríguez Muñoz. Ayer aseguró desconocer la existencia de esa querella y tampoco estaba al tanto del presunto plagio de su libro.

miércoles, 12 de abril de 2017

LA CONSEJERÍA DE CULTURA Y LA DIRECCIÓN DE PATRIMONIO CULTURAL DEL PRINCIPADO SON UNA MERIENDA DE NEGROS

Lorenzo Arias

LA VOZ DE ASTURIAS

«Si una consejería no es capaz de restaurar unas pinturas únicas, ¿para qué la queremos?»

Lorenzo Arias Páramo, catedrático de historia del arte, arremete contra el abandono a que las Administraciones someten a las pinturas murales del prerrománico









Nadie sabe tanto sobre el prerrománico asturiano como Lorenzo Arias Páramo, catedrático de historia del arte y autor de los libros más importantes sobre ese arte único en Europa del que Asturias es afortunada depositaria. Y, en consecuencia, nadie está, seguramente, tan desolado como él a la vista de la noticia, recién hecha pública, de que el Estado no va a invertir un duro en la recuperación de las valiosas pinturas murales de San Miguel de Lillo. El Principado esperaba recibir cerca de medio millón de euros para acometer la primera fase de esa restauración urgente, correspondiente a la zona sur, pero finalmente esa restauración se ha quedado fuera de los Presupuestos Generales del Estado, algo que Arias considera una «bofetada» y una muestra de «ineficacia total y absoluta por parte de la Administración y de desapego absoluto; de falta de responsabilidad social para con el patrimonio. No estamos hablando de subir el salario mínimo interprofesional quinientos euros, sino de una actuación puntual y urgente», añade.

Pinturas en Santullano


Arias apenas puede contener su indignación. «Si una consejería de Cultura no tiene recursos y no es capaz de conseguir del Estado medio millón de euros para restaurar unas pinturas que son únicas en el mundo, ¿para qué sirve? ¿Para qué la queremos? ¿Simplemente para certificar lo abandonado que está todo? ¿Simplemente para pagar a sus funcionarios? Para eso, mejor cerraba», brama al otro lado del teléfono antes de cargar contra la «visión meramente turística» que las distintas Administraciones tienen del patrimonio histórico-artístico español, el más numeroso del mundo después del de Italia y del de la gigantesca China. «Como las iglesias se ven bonitas, limpias y restauradas por fuera y quedan bien en las fotos, las Administraciones se desentienden de que lo que hay dentro, por más que sea más valioso, sea la casa de los horrores; que esté todo verde y desprendido, con estucos y enlucidos cayéndose. Ojos que no ven, corazón que no siente», lamenta.

Pinturas en Santullano


El Principado va a acometer por sí solo la restauración de la figura del entronizado, una de las más importantes de San Miguel de Lillo. El coste de tal restauración ascenderá a 20.000 euros, cantidad que, con las debidas cautelas, Arias considera insuficiente. «Por lo que yo hablé hace tiempo con expertos y con gente de la consejería, la cantidad adecuada para restaurar el entronizado era de 40.000 ellos. ¿Cómo puede haber bajado tanto la cantidad?», se pregunta.
Opina Arias que «necesitamos una ley de mecenazgo: no hay otra salida. Fuera de España es así. Necesitamos una ley de mecenazgo que, a través de desgravaciones fiscales y otros mecanismos, consiga que el dinero privado se implique en la protección del patrimonio. Las cajas de ahorros llegaron a dar más dinero que el propio Estado, y hoy eso ya no existe, o existe en forma residual. Hay que intentar recuperar eso», manifiesta. También echa en falta el catedrático una mayor presión social, factor que a su juicio fue lo que consiguió que se abordaran restauraciones anteriores. «Mi sensación es que hay sensibilidad social, pero no está organizada y los partidos políticos no la vertebran», lamenta. «A lo mejor hay que hacerse un crowdfunding», propone a la desesperada, y manifiesta también que «tendría que haber una jornada de puertas abiertas, con un foco alumbrando al entronizado, para que la gente viera, ahora que estamos en Semana Santa, la calamidad que tiene delante y la posibilidad de que se caiga cuando le dé la gana».












lunes, 27 de marzo de 2017

CONFERENCIA DEL EXPERTO EN PRERROMÁNICO ASTURIANO PROFESOR BORGE CORDOVILLA


¿SE HA CONVERTIDO EL MUSEO ARQUEOLÓGICO DE OVIEDO EN UN LUPANAR O EN UN CIRCO?



Roberta Marrero (Las Palmas de Gran Canarias, 1972) no ha superado la muerte de David Bowie y buena parte de sus pinturas y dibujos siguen bebiendo de la influencia de Ziggy Stardust, uno de los padres de la liberación sexual. En cierto modo, ella lucha como hizo el cantante por romper tabús y promover la aceptación del colectivo LGTB (Lesbianas, Gays, Bisexuales y Personas Transgénero). Roberta, que nació niña en un cuerpo de niño, cuenta su trayectoria vital en el libro "El bebé verde" y ayer estuvo en Oviedo para presentarlo en el Museo Arqueológico. 

lunes, 13 de febrero de 2017

TRAS LA FAMILIA DE JESÚS EN OVIEDO

El equipo del documental en la Catedral, donde pudieron grabar la Cámara Santa. Guscin sale a la derecha en las tres. En la superior, con el deán.

DIARIO EL COMERCIO

El historiador, escritor y traductor Mark Guscin, experto en la reliquia asturiana, conduce un programa que también se ha rodado en Italia

La sangre de Cristo, una búsqueda en la que la Humanidad lleva inmersa más de 2.000 años, el mismísimo Santo Grial, es lo que trata de encontrar 'Canal Historia' y lo hace en Oviedo. La cadena temática prepara un documental con un objetivo claro: lograr el ADN de Jesús de Nazareth para ver si aún hay descendientes hoy en día. «Suena raro, a cosa de locos, y seguramente lo es, pero tiene una explicación muy lógica». La advertencia es de Mark Guscin, que presenta la parte del documental grabada en Asturias y es experto en el Sudario de Oviedo, del que tiene publicados tres libros. Y se explica: «No se trata de encontrar descendientes directos, sino de la familia, el personaje histórico existió, eso es indiscutible, y tuvo hermanos, así que la cosa no es tan descabellada, ni mucho menos frívola, no me gustaría nada que lo pareciese».
¿Jesús de Nazareth tuvo hermanos?
El propio Evangelio, el de Marcos, el más temprano, lo dice y da hasta los nombres. Eso choca con el dogma de la Iglesia sobre la virginidad perpetua de María, pero es que ese dogma solo existe desde el siglo XIX. Así que o bien se habla de que esos hermanos son hijos de un matrimonio anterior de José o bien de que son primos. No importa, la Historia y el sentido común acaban ganando siempre.
Y ahí es donde entra en juego Oviedo. Concretamente, claro, el Sudario que se custodia en la Cámara Santa de la Catedral. «Yo prefiero no llamarlo santo, porque sería dar una opinión. Lo más exacto es que esa tela es algo que podría haber sido utilizado en el cuerpo muerto de Jesús de Nazareth». Y contener, claro, muestras de su ADN. De momento, 'Canal Historia' ya ha logrado hacerse con muestras de la Sábana Santa de Turín, única reliquia, junto con la de Oviedo, certificada científicamente. «Ciertas iglesias dicen que tienen hasta prepucios, pero no es así», apunta Guscin, para añadir que «la gente solo se asombra porque se trata de quien se trata, pero nadie se asusta si se buscan muestras de ADN de Tutankamon, por ejemplo».
En su búsqueda, el equipo de televisión pasó hace pocos días una mañana en la Catedral de Oviedo acompañado del deán, Benito Gallego, que abrió para la ocasión la Cámara Santa.
Guscin fue el encargado de dirigir una visita por lugares que conoce bien. Colaborador habitual de National Geographic, es el presentador de documentales de la serie 'Expedientes X de la Antigüedad' y también ha realizado numerosas intervenciones en 'Canal Historia', siempre sobre su especialidad.
Inglés de Leeds y del 64, se licenció con solo 19 años en Filología Clásica por la Universidad de Manchester, es máster en Latín Medieval con una tesis sobre la poesía rítmica del Renacimiento Carolingio -«sí, reconozco que en aquella época cortaba todas las conversaciones cuando la gente me preguntaba qué hacía», cuenta entre risas- y doctor en Historia y Griego Medieval por las universidades de Londres y Oviedo. Habla, además de inglés y castellano, francés, italiano, gallego y catalán. También latín, griego, hebreo clásico y egipcio antiguo (jeroglíficos) y «ahora estoy estudiando un poco de griego moderno y árabe». Sí, ha leído bien.
¿Y qué hace Mark Guscin en Oviedo además de 'buscar el Santo Grial'? Pues vive en Asturias, donde trabaja como traductor e intérprete de Duro Felguera y colabora con EL COMERCIO con columnas de opinión y críticas literarias. Y, por si pareciera poco, ultima dos libros, también de contenido histórico, su tema y su pasión, la misma que le ha llevado a publicar ya once, entre ellos una novela: una historia de amor en Bizancio en la que no faltan ni el pasado ni la región, pero tampoco otros asuntos «muy humanos», concluye con más risas.