LA CRUZADA DE NEVILLE

LA CRUZADA DE NEVILLE

lunes, 19 de febrero de 2018

IMPRESIONANTE TESTIMONIO DE LA CELTICIDAD DE LOS HÓRREOS ASTURIANOS

La imagen puede contener: casa, cielo y exterior

Reconstrucción de un granero celta de la edad de hierro, construido sobre pilotes para disuadir a las ratas, en el archaeodrome de borgoña en borgoña, Francia


CELTIC DAWN

domingo, 18 de febrero de 2018

LAS RUTAS DEL EJÉRCITO ROMANO CAPÍTULO I






LA ARQUEOLOGÍA ASTURIANA ES UN AUTÉNTICO MANICOMIO



DIARIO LA NUEVA ESPAÑA

Cuando leí lo que leí me dije: esto no puede ser posible; entonces volví a leerlo y a releerlo y vi que no existía ninguna posible confusión de lectura. ¡Si era cierto! los extraordinarios párrafos que había leído estupefacto estaban ahí y podían repasarse una y otra vez mientras el asombro alcanzaba cotas indescriptibles.
Sin lugar a dudas la Arqueología Asturiana es un auténtico manicomio y algún tipo de autoridad cultural del Gobierno Central o de la Unión Europea debiera intervenir con carácter de urgencia.

He aquí  los memorables párrafos que a buen seguro les dejarán a todos vds...........ALUCINADOS

"este asentamiento castreño del occidente asturiano es que es un "emblema" de la historia de la Humanidad y también de los cambios en la forma de investigar"

"este yacimiento que por su extensión, conservación y número de construcciones excavadas (80) es el más importante del Occidente."

"un jardín arqueológico único"

sábado, 17 de febrero de 2018

AAAAAA UUUUUU AUUUUUUU QUE NEGRA TIENES LA PATITA LE DICE AL LOBO CAPERUCITA

Imagen relacionada

LNE: EN ASTURIAS NO HAY PROYECTOS DE INVESTIGACIÓN ARQUEOLÓGICA

Señora..........se le ve a Vd la patita como se la veía Caperucita al lobo. AAAAA UUUUUUUU AAAAAAA UUUUUUUU.

A continuación extractos de la "brillante" entrevista de LNE con comentarios incluidos.


 "En Asturias no tenemos proyectos de investigación arqueológica". Mas bien dirá, estimada señora, que gracias a Dios ya no tenemos sus consabidos proyectos de investigación arqueológica tipo "Gijón proyecto de arqueología" donde Vd estuvo en la manduca mas de veinte años.

 Pero ya lo creo que hubo y hay proyectos de investigación arqueológica, proyectos que no costaban un euro al erario público y torpedeados  http://www.elcomercio.es/v/20140515/asturias/asturias-pierde-financiacion-americana-20140515.html

Torpedeados por el contubernio de los paracaidistas de Cantoblanco y su larga fila de amistades y chalaneos.

"Sin proyectos de larga duración, la arqueología no avanza" ¡¡¡claroooo!! mira a ver si te dan otros veinte años mas pa seguir diciendo pijaes y chupando del bote como cuando dijiste que la muralla de Gijón era de la época de la Corona Castellana.

DE CUANDO FDEZ OCHOA DIJO QUE LA MURALLA DE GIJÓN ERA DE LA ÉPOCA DE LA CORONA CASTELLANA 

Es una auténtica verguenza que LNE siga dándole cancha a esta señora que no dice mas que pijaes.

Pero sigamos, sigamos con la entrevista porque no tiene desperdicio.

 " pero no eludió la autocrítica en su análisis, al incidir en que quizás los usos habituales de los arqueólogos y la proliferación de sondeos no sean lo más adecuado, sobre todo teniendo en cuenta el bajo porcentaje de objetos recuperados con esas técnicas."

¡¡¡¡Vaya!!! ¡¡¡bajo porcentaje!! curioso eufemismo para describir que en 20 años de mamandurria sólo encontró cuatro telles después de haber dejado Asturias como un queso de Gruyére protagonizando en Lugo de Llanera un simulacro de "viaje al centro de la Tierra" versión Lucus Asturum. Al menos ya reconoce que no encontró nada, nada de valor salvo cuatro cambalaches.

Pero hete aquí que otros arqueólogos que no son tan listos encuentran centenares de piezas romanas excepcionales a lo largo y ancho de toda la Península incluida Galicia y el País Vasco.

Pero si alguien quisiera encontrar arena no es muy lógico que pretendiera hacerlo en el Polo Norte salvo que poseyera una mente enfermiza. Pues nada, señora, mire a ver si le dan a Vd otro proyectito de esos de 20 años y ¡¡ancha es Castilla!! como su muralla gijonesa.

viernes, 16 de febrero de 2018

CONVENIENTE RECTIFICACIÓN; VILLA VALDÉS RECTIFICA Y SE ALEJA DE LAS TESIS FRAUDULENTAS DE LA PATACA



FUNDACIÓN VALDÉS SALAS

  "los astures ya conocían la riqueza de sus terrenos y cómo explotar el oro que permanecía escondido antes de que aparecieran las legiones"

"Tras su derrota e integración en el Imperio, algunos son abandonados y otros prolongan su ocupación bajo una férrea tutela militar "

" En una lectura histórica no ajena a prejuicios profundamente arraigados entre los estudiosos, se consideraba que sólo el bagaje de conocimiento acumulado por una civilización “avanzada” como la romana podría haber desarrollado la tecnología necesaria para la obtención del oro más allá del simple bateo de los ríos"

"Durante la Edad del Hierro, los pésicos sabían de la riqueza en oro de sus montañas y cómo explotarla."

"–¿Los habitantes del poblado que han excavado ahora en Boinás mantuvieron una relación cordial con los romanos?
–Por el momento, las investigaciones emprendidas este año en el castro de Pena Aguda bajo la dirección de Rubén Montes López no han aportado evidencias de habitación en el lugar en época romana. Por consiguiente cabe pensar que o el asentamiento ya había sido abandonado a la llegada de las tropas romanas o su población fue obligada a trasladarse a otro lugar. En cualquier caso, la repercusión para las comunidades indígenas fue traumática y supuso un cambio radical en sus condiciones de vida."
"¿Qué pudo pasar?
–Tras la consumación de la conquista, Roma impone un nuevo marco administrativo destinado a expoliar todos los recursos de interés para el Estado. Establecerá unidades de tributación, las civitates, que engloban territorios y pueblos con cargas repartidas de manera arbitraria que, al menos, durante el siglo I contarán con una férrea supervisión militar. Es probable que algunas comunidades se hubiesen visto favorecidas por su colaboración durante las guerras, pero el resto sufrió unas consecuencias de la derrota, con severas cargas tributarias y de prestación de servicios entre las que el alistamiento forzoso o el trabajo en las minas debieron constituir parte fundamental. El conocido como Edicto del Bierzo, emitido por el emperador Augusto en el año 15 a.C., ofrece una visión excepcional de este proceso. "
"Eran comunidades que, por lo general, no superaban los 150 o 200 habitantes cuyo régimen de vida era fundamentalmente campesino, dotada de una escenografía guerrera hiperbolizada por fortificaciones y otros aditamentos de orden militar que afianzaban poderosamente la cohesión social."

EL COMENTARIO
Tras el brillante trabajo de Alfonso Fanjul:  UPDATING THE RUINA MONTIUM donde se demostró que los astures conocían de sobra la técnica minera que se venía atribuyendo exclusivamente a los romanos  estamos viendo como otros investigadores hasta el momento reacios a admitir dicha evidencia van entrando ya por el aro.
Asimismo se constata que el señor Villa Valdés a tenor de sus declaraciones se aleja del discurso propagandístico de "la Pataca"  y sus cuates  con toda su  milonguilla de la conquista incruenta.





miércoles, 7 de febrero de 2018

¿ESTÁ DETRÁS MARY BEARD DE ESTA NUEVA CHIFLADURA?

La recreación del Hombre de Cheddar aparecerá en un documental de televisión del Channel 4 británico

LOS PRIMEROS BRITÁNICOS ERAN NEGROS CON OJOS AZULES


Los análisis del ADN del hombre de Cheddar, que vivió en Inglaterra hace 10.000 años, revela sorprendentes resultados sobre sus rasgos genéticos


Los primeros británicos modernos no se parecían a lo que cualquiera podría imaginar como un inglés típico. El análisis del ADN del hombre de Cheddar, un esqueleto mesolítico que marca el inicio de la ocupación continuada en lo que ahora es una isla hace unos 10.000 años, ha revelado algo sorprendente. Según han dado a conocer científicos del Museo de Historia Natural de Londres, este individuo era negro y tenía los ojos azules.
El hombre de Cheddar fue descubierto en 1903 en la popular cueva de Gough, en el condado de Somerset, suroeste de Inglaterra. Se trata del esqueleto más antiguo y casi completo de nuestra especie, Homo sapiens, que se haya encontrado nunca en Gran Bretaña. «Hasta hace poco, suponíamos que los humanos se adaptaron rápidamente para tener una piel más clara tras entrar en Europa hace unos 45.000 años», explica Tom Booth, investigador postdoctoral que trabaja con la colección de restos humanos del museo. «La piel pálida absorbe mejor la luz ultravioleta y ayuda a los humanos a evitar la deficiencia de vitamina D en climas con menos luz solar», señala.
Sin embargo, este antiguo inglés tiene los marcadores genéticos de pigmentación de la piel generalmente asociados con el África subsahariana. El descubrimiento, por raro que parezca, es consistente con otros restos humanos mesolíticos descubiertos en toda Europa.
«Es solo una persona, pero también un ejemplo de la población de Europa en ese momento», dice Booth. «Tenían la piel oscura y la mayoría ojos de un color claro, azul o verde, y cabello castaño oscuro», describe. En este sentido, el de Cheddar demuestra que los rasgos genéticos que creemos que van habitualmente juntos, no tienen por qué hacerlo. Además, parece que los ojos claros entraron en Europa mucho antes de que lo hicieran la piel pálida o el cabello rubio, que no aparecieron hasta después de la llegada de la agricultura.
Como dice el investigador, el hallazgo «nos recuerda que no se pueden hacer suposiciones sobre cómo era la gente en el pasado en función de cómo se ven las personas en el presente, y que la relación de rasgos que estamos acostumbrados a ver no ha sido siempre la misma».

Una vida compleja

El hombre de Cheddar era un cazador-recolector del Mesolítico, un humano completamente moderno, que medía unos 166 centímetros de altura y murió a los veinte años. Su esqueleto muestra una forma de pelvis estrecha, que generalmente se encuentra en las mujeres. No está claro si un agujero en su frente fue provocado por una infección o por un daño realizado en el momento de la excavación. Al igual que todos los humanos en toda Europa en ese momento, el Hombre de Cheddar era intolerante a la lactosa y no podía digerir la leche como adulto.
En la época en la que vivía, Gran Bretaña estaba unida a la Europa continental y el paisaje se estaba volviendo densamente boscoso. Probablemente, se dedicaba a cazar ciervos y uros (unos grandes bovinos), a pescar peces de agua dulce y a recolectar semillas y nueces. «Vivía una vida bastante compleja», dice Booth. Aunque junto a su esqueleto no aparecieron restos animales ni culturales, otros sitios del Mesolítico ofrecen pistas sobre la dieta y el tipo de vida de sus coetáneos. En Star Carr, un asentamiento mesolítico en el norte de Yorkshire unos 1.000 años más antiguo, los arqueólogos ha descubierto cráneos de ciervo rojo (que pueden haber sido usados como «tocados» o una especie de ornamentos para la cabeza), piedras semipreciosas que incluyen ámbar, hematita y pirita y un colgante de pizarra esculpido conocido como el arte mesolítico más antiguo de Gran Bretaña. Aunque es imposible decirlo con certeza, tipos similares de objetos podrían haber sido familiares para el Hombre de Cheddar
Esqueleto del hombre de Cheddar

Esqueleto del hombre de Cheddar-Museo de Historia Natural

Una rara sepultura

La mayoría de los restos humanos mesolíticos que datan de ese período fueron descubiertos en cuevas. Cerca del lugar donde se encontró al hombre de Cheddar hay otra cueva conocida como Aveline's Hole, uno de los cementerios mesolíticos más grandes de Gran Bretaña. Allí aparecieron los restos de unas 50 personas, todas depositadas en un corto período de 100 a 200 años.
Pero el caso del hombre de Cheddar es bastante inusual porque estaba solo. «No está claro si había sido enterrado o simplemente cubierto de sedimentos a lo largo del tiempo por depósitos minerales naturales en la cueva -apunta Booth-, así que podría haber sido especial, o podría haberse acurrucado y muerto allí».
De acuerdo con varios relatos victorianos, una gran cantidad de huesos, dientes de animales extintos, cuchillos de sílex e instrumentos de hueso fueron, desgraciadamente, extraídos del sitio y descartados. Algunos pueden haber pertenecido a ocupaciones anteriores de la cueva, pero es posible que otros hubieran ofrecido pistas adicionales sobre la vida del hombre de Cheddar.

ADN antiguo

El cráneo del hombre de Cheddar
El cráneo del hombre de Cheddar
Obtener ADN antiguo no es fácil. En cuanto un organismo muere, comienza a descomponerse. Los científicos necesitan un hueso denso donde el ADN haya podido protegerse lo más posible. En este caso, utilizaron el peñasco, un hueso del oído interno, que es el más denso del cuerpo humano. Además, las condiciones de la cueva, con una temperatura fresca y constante y con capas de depósitos minerales naturales, ayudaron a la preservación.
Después de extraer el ADN, el equipo definió millones de fragmentos distribuidos aleatoriamente en el genoma para crear una «biblioteca» genética del hombre de Cheddar y poder realizar su retrato en 3D, realizado por especialistas en reconstrucciones paleontológicas.
Los científicos recuerdan que los británicos actuales comparten aproximadamente el 10% de su ascendencia genética con la población europea a la que pertenecía el hombre de Cheddar, pero no son descendientes directos. La población mesolítica a la que pertenecía este individuo fue reemplazada en su mayoría por los agricultores que emigraron a Gran Bretaña más tarde. Sin embargo, este hallazgo, como otros muchos, nos sirve para recordar la irracionalidad y el desvarío inmenso que es el racismo.
EL COMENTARIO
"Los primeros británicos eran negros con los ojos azules" dice el título del reportaje que nos presenta el prestigioso diario ABC. ¿A qué les recuerda esta noticia? MARY BEARD ESCAPA DEL REINO UNIDO A TODA LECHE
Y es que esta señora probablemente en la nómina de Soros, que ya sabemos de que pie cojea, está obsesionada con vincular a los negros a la Britania antigua para proyectar una inexistente sociedad multiétnica del remoto pasado antiguo  al presente actual que pudiera hacer éste mas digerible para ciertos sectores tradicionalistas británicos.
Pero como vemos en el siguiente enlace Así es el hombre de la braña un leonés de piel oscura y ojos azules una cosa es tener la "piel oscura" y otro en una formidable operación propagandística calificarle de negro.

El español Carles Lalueza-Fox, del CSIC, secuencia el genoma de este cazador-recolector de hace 7.000 años

Así es el hombre de La Braña: un leonés de piel oscura y ojos azules
Vean, vean la gran diferencia entre las imágenes sensacionalistas del anterior artículo y compárenlas con las de este otro. ¡¡¡ASOMBROSO!! el negro ha dejado paso a un bronceado turista británico.

 Reconstrucción del aspecto del hombre de La Braña

Claro que puede ser que al británico pariente del leonés se le hayan ido las horas en alguna playa de Benidorm.

 Le llaman La Braña 1, por el lugar en el que fue encontrado, y hace ya 7.000 años que un tipo así no deambula por Europa. Tenía la piel oscura, intolerancia a la lactosa, los ojos azules y era un experto cazador-recolector del Mesolítico, que vivió en lo que hoy es la provincia de León.
Su genoma, entre los más antiguos de cuantos se han recuperado hasta ahora de la Prehistoria, ha sido secuenciado por un equipo de investigadores dirigido por el español Carles Lalueza-Fox, del CSIC, en colaboración con el Centre for GeoGenetics de Dinamarca.
La Braña 1 es el primer genoma de un cazador-recolector europeo que la ciencia es capaz de rescatar. Y nos ha revelado un buen número de datos sobre un hombre en el que se mezclaban los rasgos de las poblaciones del norte y del sur del viejo continente. El estudio se acaba de publicar en Nature.
El mesolítico es un periodo que abarca desde hace 10.000 años a hace 5.000, momento en que comenzó el neolítico, con sus cambios de costumbres y dieta debidos a la llegada de la agricultura y la ganadería desde el Próximo Oriente.
Con el neolítico, en efecto, llegaron los carbohidratos, y también toda una serie de patógenos transmitidos por los rebaños y otros animales domesticados. Eso, más que cualquier otra cosa, supuso todo un desafío para el metabolismo y el sistema inmune de nuestros antepasados, que tuvieron que adaptar sus organismos a la nueva situación.
Un fenotipo «nórdico»
Por supuesto, dicha adaptación quedó plasmada en los genes. Entre las varias adaptaciones se encuentra, por ejemplo, la capacidad de digerir la lactosa, algo que nuestros antepasados, incluido el individuo de La Braña, no podían hacer.
«Sin embargo, la mayor sorpresa fue descubrir que este individuo poseía las versiones africanas en los genes que conforman la pigmentación clara de los europeos actuales, lo que indica que tenía la piel oscura, aunque no podemos saber el tono exacto», destaca Lalueza-Fox.
«Todavía más sorprendente fue descubrir que poseía las variantes genéticas que producen los ojos azules en los europeos actuales, lo que resulta en un fenotipo único en un genoma que por otra parte es inequívocamente norte europeo», detalla el investigador del CSIC, que desarrolla su trabajo en el Instituto de Biología Evolutiva de Barcelona.
De hecho, el genoma sugiere que las poblaciones actuales más cercanas a La Braña 1 son, precisamente, las del norte de Europa, como Suecia y Finlandia.
El yacimiento se descubrió de forma casual en 2006Además, el trabajo señala que este hombre de hace 7.000 años tiene un ancestro común con los pobladores del yacimiento del Paleolítico superior Malta, ubicado en el lago Baikal (Siberia), cuyo genoma fue recuperado hace apenas unos meses. «Estos datos indican que existe continuidad genética en las poblaciones del centro y del oeste de Euroasia -afirma Lalueza-Fox-. De hecho, estos datos coinciden con los restos arqueológicos, ya que en distintas excavaciones de Europa y Rusia, incluido el yacimiento de Mal’ta, se han recuperado figuras antropomórficas –las llamadas Venus paleolíticas muy similares entre sí».
El yacimiento de La Braña Arintero fue descubierto de forma casual en 2006 y excavado por el arqueólogo de la Junta de Castilla y León Julio Manuel Vidal Encinas. La cueva, localizada en una zona fría y montañosa, con una temperatura estable, y a 1.500 metros por debajo del nivel del mar, propició la “excepcional” conservación del ADN de dos individuos descubiertos en su interior, y que fueron denominados La Braña 1 y La Braña 2.
Según señala Iñigo Olalde, primer firmante del estudio, “la intención del equipo es intentar recuperar el genoma del individuo de La Braña 2, que está peor conservado, para seguir obteniendo información sobre las características genéticas de estos primeros europeos”.

lunes, 5 de febrero de 2018

ASTÚRICA Y LOS ORÍGENES DEL PRINCIPADO DE ASTURIAS

ASTÚRICA Y LOS ORÍGENES DEL PRINCIPADO DE ASTURIAS por Manuel Pastor Martínez; Catedrático de la Universidad Complutense de Madrid

Resultado de imagen de manuel pastor martinez catedratico complutense madrid

Manuel Pastor Martínez

ASTÚRICA Y LOS ORÍGENES DEL PRINCIPADO DE ASTURIAS  dedicado a Stanley G. Payne con motivo de su visita a Astorga el 3 de febrero de 2018

Foto: Antiguas murallas de Astorga, de  L. Roisín (www.todocoleccion.net)

Fuente la Crítica, el Periódico Independiente


En el presente 2018 podemos decir que, historiográficamente documentados, 1.300 años separan a Doña Leonor, nuestra actual Princesa de Asturias, de la fundación del Principado por Don Pelayo.
Precisamente en el año 718, según Claudio Sánchez-Albornoz, “Pelayo excitaría a la sublevación a las gentes del país, a los astures que poblaban las estribaciones occidentales de los Picos de Europa. Les reprocharía su ignominiosa sumisión y les movería a la venganza y a la lucha. Entre aquellos bravos montañeses mal romanizados y peor sometidos a los godos tuvo eco el llamamiento del rebelde; se alzaron en armas y se unieron a Pelayo. Los convocó éste a una asamblea general; en ella le reconocieron como caudillo y el antiguo espatario de Rodrigo, por azares de fortuna, quedó así convertido en jefe de un levantamiento popular. Ocurrían estos sucesos el año 718.” (Orígenes de la Nación Española. El Reino de Asturias, Sarpe, Madrid, 1985, página 102; selección de la obra, originalmente publicada por el Instituto de Estudios Asturianos, Oviedo, 1972).
En concordancia, el medievalista José Ángel García de Cortázar escribirá: “Los análisis de los oscuros sucesos que, antes de mediados del siglo VIII, vivió la zona asturiana no ha desvelado este importante aspecto; se han conformado con señalar que en el año 718, aprovechando una reunión tribal, Pelayo fue capaz de establecer un acuerdo entre su grupo y los astures que sirvió para orientar la hostilidad de los montañeses contra los musulmanes, evitando lo hiciera contra sus enemigos de la víspera, los propios visigodos allí refugiados hasta ahora. Es posible que la pequeña escaramuza de Covadonga, cuatro años más tarde, hábilmente explotada por el grupo de Pelayo, sirviera para cimentar el prestigio del caudillo entre los astures…” (La Época Medieval. Historia de España Alfaguara, vol. IIAlianza Editorial-Alfaguara, Madrid, 1973, página 129).

Parece que Don Pelayo, noble o alto funcionario de la monarquía visigoda, refugiado primero en Astúrica y posteriormente desplazado a los Picos de Europa, actuó como caudillo, jefe militar o “príncipe” de un grupo de sus seguidores visigodos y de los astures en rebelión anti-musulmana, fundando un Principado que con el tiempo sería el Reino de Asturias.
En el volumen definitivo que sobre el Reino astur-leonés publicará Sánchez-Albornoz, las referencias a Astúrica/Astorga ocupan más de medio centenar de páginas (C. Sánchez-Albornoz, La España cristiana de los siglos VIII al XI. Vol. I: El Reino Astur-Leonés, Historia de España de Ramón Menéndez Pidaltomo VII, Espasa-Calpe, Madrid, 1980). En dichas referencias –y en las asimismo múltiples de su otra obra antes citada, Orígenes de la Nación Española. El Reino de Asturias- el ilustre medievalista establece definitivamente la importancia de la antigua Astúrica/Astorga en el proceso de repoblación que se inicia desde Asturias con el gradual avance de la Reconquista, y concretamente la repoblación del solar asturicense, bajo el liderazgo del conde Gatón, hermano del asturiano rey Ordoño I.
Pero más de un siglo antes los “oscuros sucesos” de 718 y el papel de los astures, cismontanos (también conocidos como “augustanos”, por Astúrica Augusta) y transmontanos, con sus presuntos líderes radicados en la reconocida “capital” Astúrica, siguen siendo un misterio historiográfico, así como las relaciones de la comunidad de los astures con Pelayo y su “grupo” de visigodos refugiados en tales latitudes de la Hispania septentrional.
Nuestro maestro el gran historiador e hispanista Stanley G. Payne ha repasado y resumido las diferentes hipótesis en las investigaciones recientes sobre los orígenes del Principado de Asturias, a partir de los estudios de A. Barbero y M. Vigil (1978): A. Besga Marroquín (1983, 2000), L. R. Menéndez Bueyes (2001), J. I. Ruiz de la Peña Solar (2001), etc. El profesor emérito de la Universidad de Wisconsin constata: “Desde la publicación del libro de estos autores (Barbero y Vigil), el norte de España ha sido objeto de la más pormenorizada búsqueda arqueológica nunca registrada en la región. A partir del primer gran proyecto de investigación iniciado en Asturias en 1980 se inauguró una nueva edad de oro de la arqueología…” Según él, dará lugar a unas interpretaciones revisionistas que subrayan la complejidad de la estructura social del territorio histórico de los astures, y concluye: “Antes del siglo IX no tenemos pruebas de la existencia de lo que Sánchez-Albornoz llamó ideología del neogoticismo - tan fundamental para la posterior doctrina española y finalmente para el Gran Relato- y ningún historiador mantendría que Asturias hubiera sido continuadora directa del antiguo orden visigodo. El reino asturiano fue una creación totalmente nueva y el preciso equilibrio étnico existente entre sus fundadores es algo que nunca podrá determinarse con exactitud.” (Stanley G. Payne, España. Una historia única, Temas de Hoy, Madrid, 2008, páginas 83-86).
Menos conocido que las obras mencionadas es el artículo de divulgación debido al prestigioso catedrático medievalista de la Universidad Complutense de Madrid, Miguel Ángel Ladero Quesada, “¿Qué es España? Imágenes medievales en torno al concepto de España”, donde afirmaba: “Lo que los historiadores venimos llamando neogoticismo asturleonés fue un hecho de primera importancia y de larguísima duración en la configuración de ideas e imágenes sobre España (…) Investigaciones recientes indican que posiblemente Pelayo fue un visigodo enraizado en el ducado Asturiense, cuya capital era Astorga, y que, tras una inicial capitulación habría encabezado la rebeldía que tuvo en Covadonga su primer episodio, tan magnificado y deformado por las crónicas posteriores.” (Historia 16, Nº 215, Madrid, 1994, página 40).
Como “investigaciones recientes” supongo que el profesor Ladero Quesada se refería al artículo de J. Montenegro y A. del Castillo, “Don Pelayo y los orígenes de la Reconquista” (Hispania, 180, 1992). Por otra parte José Luis Olaizola ha escrito una interesante y bien documentada novela histórica y biográfica sobre el caudillo de los astures en la que llega a esta plausible conclusión: “Los primeros aliados que colaboraron con él en la Reconquista no son los señores visigodos sino los rústicos campesinos astures (…) Don Pelayo nunca llegó a ser rey, sino que le pareció más oportuno seguir en su condición de príncipe, pero fue el fundador de una dinastía, la conocida como monarquía asturiana.” (J. L. Olaizola, Don Pelayo, Temas de Hoy, Madrid, 2006, páginas 233-234).
El nombre de Astúrica obviamente se debe a los astures, etnia cuyo nombre según hipótesis de algunos arqueólogos se relaciona con un mítico río Astura (¿Esla, Órbigo, Tuerto, o Turienzo?). Por tanto el nombre de Astúrica, capital de los astures según los romanos (asimismo capital del ducado Asturiense según los visigodos, como indica Ladero Quesada), histórica y etimológicamente precede al nombre y al reino de Asturias.

Manuel Pastor Martínez

Catedrático de la Universidad Complutense de Madrid