LA CRUZADA DE NEVILLE

LA CRUZADA DE NEVILLE

sábado, 16 de junio de 2018

«Astur», una película sobre la lucha entre ástures y romanos
















LA FUEYA CABREIRESA

La productora de cine independiente Lionfreak busca apoyos desde una plataforma de crowdfunding para rodar un cortometraje ambientado en el siglo I a. C.
Emulando a series actuales de gran éxito como “Britannia”, esta productora quiere filmar una película de 22 minutos basada en la etnia ástur que habitaba hace 2.000 años en gran parte de los territorios de las actuales Asturias, León, Zamora, NE de Portugal y E de Galicia. En Cabrera aún se conservan muchos vestigios de aquella época, quizá los más aparentes son los restos arqueológicos castreños y los largos canales cavados a mano en roca viva en las laderas de las montañas que llevaban agua a las minas de oro de Las Médulas.
De aquellos primeros años en los que los romanos tomaron primer contacto con los nativos de estas tierras, apróximadamente una década antes de que Asturica Augusta (Astorga) fuese refundada bajo la ley romana como capital del Convento jurídico asturicense, es cuando trascurre la trama principal del cortometraje «Astur», donde se recreará el desconcierto así como la lucha de una de estas aguerridas tribus al contactar por primera vez con tropas romanas, destacando sus costumbres y el papel de la mujer en la batalla.
La película, que será dirigida por el director Hernán Fernández Joglar, cuenta también con la colaboración de las asociaciones Hijos del lobo e Hispania Romana y será rodada en varias localizaciones naturales de espectacular belleza situadas entre Piloña y somiedo en Asturias. Para esa tarea cuentan con con 10 técnicos, 6 actores principales y 25 extras, así como con el asesoramiento de arqueólogos y expertos en coreografías y armamento de la época. Actualmente el cortometraje se encuentra en plena fase de financiación, para lo que han iniciado una campaña desde la plataforma de crowdfunding Verkami que les permita dar comienzo al rodaje. El objetivo principal que se han marcado es recaudar 2.500 euros durante el próximo mes, meta de la que ya han conseguido aproximádamente la mitad. A pesar de las dificultades económicas que este tipo de cine independiente suele encontrar, ya han realizado un trailer que augura un espectacular largometraje.





EL ORIGEN DEL CASTILLO DE GAUZÓN ES UNA FORTALEZA CASTREÑA Y EXPOLIO A VICENTE JOSÉ GONZÁLEZ

Vicente José González García, en su despacho de Oviedo.

-EL ORIGEN DEL CASTILLO DE GAUZÓN ES UNA FORTALEZA CASTREÑA

-EXPOLIO A VICENTE JOSÉ GONZÁLEZ

LA NUEVA ESPAÑA

El prurito profesional y el sinsabor de haber sido excluido de una investigación a la que dedicó cuatro años de su vida justifican el malestar que dice sentir el arqueólogo Vicente José González García con todo lo que rodea desde hace dos años y medio a las excavaciones en el Peñón de Raíces, donde un equipo liderado por los también arqueólogos Iván Muñiz y Alejandro García trabaja con apoyo municipal y del Principado para sacar a la luz los restos del histórico castillo de Gauzón.


Allí donde se forjó la Cruz de la Victoria, uno de los más importantes símbolos de Asturias, salta ahora una polémica con fundamento arqueológico: «Que se excave en el Peñón de Raíces y se complete el trabajo desarrollado en las década de los setenta me parece estupendo, pero me sabe mal que los sucesivos avances de la nueva campaña arqueológica se den a conocer a la opinión pública como "hallazgos" actuales cuando, en realidad, todo lo que ha salido a la luz está documentado desde hace años y publicado con abundancia de ilustraciones en un libro que yo mismo escribí», expone Vicente José González.


González asegura que la tesis de tres plataformas como solar del fortín de Gauzón, la antigua existencia de un embarcadero y de una rampa que daba acceso desde él al castillo, los trazados de los muros, la localización de estancias con elementos arquitectónicos claramente identificables (goznes de puertas, desagües, umbrales...) y un sinfín de detalles más que últimamente han sido revelados por los trabajos de campo que dirigen Iván Muñiz y Alejandro García constan en el libro «El castillo de Gozón», escrito hace más de treinta años por el arqueólogo a modo de resumen de sus descubrimientos en el Peñón de Raíces. Este trabajo no llegó a la imprenta hasta 2007, año en que el entonces Alcalde de Castrillón, José María León (Partido Popular), accedió a que el Ayuntamiento sufragase la edición del libro en cuestión.


«¿Que cómo me siento?, pues indignado. Y estoy así por la sencilla razón de que cuando acabé mi campaña de excavaciones en 1976 nadie dio importancia a los hallazgos que logramos hacer, muy al contrario se ningunearon en ciertos foros. De aquella, tampoco ninguna entidad mostró interés en dar publicidad a los resultados de la excavación. El tiempo pasó y cuando hace unos años el entonces Alcalde de Castrillón José María León me habló de reanudar los trabajos en el Peñón -fruto de esas conversaciones fue, finalmente, la publicación del libro- la idea me hizo mucha ilusión. Incluso me planteó constituir una comisión de seguimiento de la que yo formaría parte... Y ahí quedó la cosa, hasta hoy nadie más se ha dignado ponerse en contacto conmigo para nada relacionado con el castillo de Gauzón», relata el arqueólogo.


José Vicente González, doctor en arqueología paleocristiana por el Instituto Pontificio de Arqueología de Roma y ex archivero de la catedral de Oviedo, mantiene vivo a sus 84 años el interés por la historia y el patrimonio asturiano. No sólo el castillo de Gauzón mereció su atención como investigador del pasado; su tesis doctoral (1974) consistió en un compendio de apuntes para la reconstrucción -nunca ejecutada- de San Miguel de Lillo y es el autor de un libro-inventario de las más de doscientos fortalezas, torres y palacios desperdigados por Asturias.


González explica que tanto por elegancia como por rigor científico los «descubrimientos» en el Peñón de Raíces que se han difundido en los últimos meses deberían de ser puestos en el contexto adecuado; es decir, vincularlos a las anteriores campañas arqueológicas que, en cierto modo, sirvieron de mapa a las intervenciones futuras y proporcionaron las pistas fundamentales para conocer las interioridades del castillo. «Se traslada a la sociedad la idea de estar ante cosas nuevas que, en realidad, no lo son. Eso es lo que yo critico», apunta el arqueólogo.


Como experto en arqueología, también se permite discrepar de ciertas conclusiones a las que ha llegado el equipo que actualmente trabaja en el peñón de Raíces. Así, Vicente José González asegura que existen indicios pétreos que apuntan a un posible origen de la fortificación anterior aún al siglo VII, el período en que ha sido datada la construcción tras hacer la prueba del carbono 14 a materiales recogidos en la zona. «Estoy seguro de que si se hace la prueba a restos obtenidos extramuros nos iríamos más atrás aún en el tiempo y concluiríamos que el origen de la fortaleza es castreño», afirma. Tampoco está de acuerdo con que se llamen «murallas» al perímetro fortificado del castillo: «Son simplemente muros, no tienen enjundia para ser calificados de muralla ni por el tipo de materiales ni por la forma en que fueron construidos».


Pese al disgusto que arrastra, Vicente José González no pudo resistirse a visitar hace unos días el yacimiento arqueológico y ver con sus propios ojos el estado actual del castillo. «Me alegra que se haya retomado el proyecto para recuperar este enclave tan importante en la historia de Asturias y espero que de una vez por todas deje de ser objeto de agresiones, expolios y demás barrabasadas», comenta.


En este punto, el experto hace memoria y señala al menos tres hechos que hablan a las claras del maltrato que hasta la fecha recibieron los restos del castillo de Gauzón: durante las excavaciones de los años setenta los lugareños rebuscaban por las zanjas en busca de objetos que pudieran tener algún tipo de valor, años más tarde se destruyó parte de un muro para hacer un agujero al objeto de colocar una torre de alta tensión y coincidiendo con la construcción de la carretera de San Juan de Nieva se dinamitó parte del peñón, como si de una cantera se tratase, para extraer piedra. Una vez superado un período de tanta insensibilidad patrimonial, lo que le duele hoy a Vicente José García es sentirse víctima de otro «pecadillo»: la ingratitud.

martes, 12 de junio de 2018

JUAN MUÑIZ: NO SOMOS CAPACES DE ENCONTRAR UNA SOLA CIUDAD ROMANA EN ASTURIAS

Juan Muñiz.

EL SUMMUM.ES

A continuación algunos sabrosos párrafos de la entrevista.

"Nosotros tenemos datos objetivos para creer que la construcción es del siglo II pero la mayoría de los materiales que encontramos tanto nosotros como en las excavaciones de los años 50 y 60 son de la tardoantigüedad."

 "Esta casa tiene seis cargas distintas de pintura una sobre otra; las modas fueron cambiando y, por eso, casi todo el material que aparece es del siglo IV –quizá del V también– pero la construcción primigenia nosotros creemos que es del siglo II."

"Creo que a esto es hacia lo que hay que reorientar los estudios de la romanización del territorio de Asturies. Esto no quiere decir que se abandone la línea de la existencia de una ciudad –desde luego, si es que la hay, en Xixón no está"

Y ahora viene EL COMENTARIO

1 Que no son capaces de encontrar una sola ciudad romana en Asturias cuando en el País Vasco han encontrado: Iruña Veleia, Forua y Oiasso y en el Pirineo Navarro Iturissa.

2 Que los materiales encontrados en el Andallón son tardorromanos siglos IV-V

3 Que la ciudad romana de Gijón fue un invento de la U.A.M. por motivaciones de índole política.


Señoría no hay mas preguntas.

lunes, 11 de junio de 2018

CONTRATAN A UN GUITARRISTA PARA HINCHAR LAS VISITAS AL MUSEO DE LAS TERMAS DE GIJÓN

Guitarra clásica en las Termas Romanas de Gijon

La Paloma García ya no sabe que hacer para inflar el número de visitantes a las termas romanas del Campu Valdés asi que la última de sus ocurrencias ha sido  llevar allí a un guitarrista.

Llevan a un guitarrista a tocar a las termas romanas

Cualquier dia lleva al Sporting a jugar una pachanga u organiza una rifa con tómbola  ¡¡¡es un escándalo!!

Lo cierto es que al museo de las termas romanas de Gijón no van ni las arañas.

A Veranes llevó un fauno que levantaba las faldas a las señoras y aquí trajo un guitarrista secundado por una cuadrilla de sus palmeros de la U.A.M.

OLÉ, OLÉ,OLÉ, OLÉ  

sábado, 9 de junio de 2018

LOS TORQUES ÁUREOS DE LA CULTURA DEL NOROESTE PENINSULAR




Por aquello del celtismo de los pueblos galaicos y astures, cuyos torques nos aprestamos a estudiar, nos limitamos a dar una visión de la simbología de estos objetos entre los celtas, un campo relativamente bien conocido gracias a los documentos arqueológicos, a las fuentes escritas de época romana y a ciertos testimonios iconográficos (Castro Pérez, 1998).
Un primer aspecto a destacar es la polisemia de estos collares que son, obviamente, elementos de adorno, pero a los que los romanos atribuían también un marcado valor identitario –eran representativos de la etnia celta-, al tiempo que los consideraban insignias propias de los guerreros más valerosos. Y además, redondeando el referido concepto acumulativo o polisémico, los torques tenían un indudable carácter sagrado y eran elementos de distinción social -auténticos “símbolos de poder”, dice Brun (2002: 52)-, muy particularmente en el caso de las piezas más costosas, de oro, solo al alcance de una minoría de la sociedad. Tanta carga simbólica nada tiene de particular que recayera precisamente sobre joyas destinadas a “adornar un punto esencial de la anatomía […]: el cuello, que une la cabeza –es decir, la sede de la vida y de la personalidad para los celtas– al resto del cuerpo” (Onians, 1951, cfr. Marcos Simón, 2002: 70). Continúe leyendo en:

LOS TORQUES ÁUREOS DE LA CULTURA CASTREÑA DEL NOROESTE PENINSULAR

Autor: Ángela Pérez Rey

martes, 5 de junio de 2018

PROYECTO LANDING ROMAN EN BUSCA DE LUCUS ASTURUM



La mitica ciudad de Lucus Asturum ha intentado ser localizada durante los últimos decenios en infinidad de ocasiones con resultados claramente insatisfactorios.

¡¡Una tejita aquí!!, ¡¡un fragmento cerámico allá!!  avivavan esperanzas vanas que se vieron luego truncadas con la finalización de  las excavaciones de emergencia que iniciaban los arqueólogos con gran alborozo aunque quizás de forma harto apresurada .........y es que la expectación luego daba paso  a una frustración que se iba acrecentando con las repetidas falsas alarmas. ¿donde estaría pues la escurridiza ciudad romana de Asturias?

La cuestión no era baladí pues tras la pifia del Gijón romano se hacía mas necesaria que nunca la constatación material y sin ningún género de dudas de la existencia de al menos una ciudad romana en Asturias.

 El País Vasco en la Cornisa Cantábrica llevaba gran ventaja con los conocidos enclaves de Oiasso, Forua y sobre todo Iruña Veleia, Cantabria tenía Iuliobriga y Asturias todavía estaba en blanco.

Hasta tal punto se hizo insostenible la situación que la estrategia arqueológica dio un giro copernicano anunciándose entonces que Lucus Asturum en realidad podía estar bajo el casco histórico de Oviedo y surgiendo entonces una polémica de extraordinarias dimensiones zanjada esta con: Santos Yanguas: los romanos no llegaron a Oviedo o Los catedráticos sostienen que en Oviedo no hubo una ciudad romana.

Las mayores autoridades en la materia y otra vez la  ausencia de restos de envergadura que pudieran sostener la afirmación de que Lucus Asturum estuviera en Oviedo devolvieron a nuestros bizarros arqueólogos provinciales con algún refuerzo llegado ex profeso desde Madrid al punto de partida.

Durante un tiempo, escarmentados, y con la excusa de la crisis económica y la falta de recursos -pese a la dilapidación de los mismos en cebaderos tipo "Laboral Ciudad de la Cultura"- se mantuvieron quietos.

Sin embargo la imperiosa necesidad  de encontrar al menos una ciudad romana en Asturias tras la debacle gijonesa y el fallido peplum de "La romanización atlántica" -fracasado éste por falta de analogías en el resto de la Cornisa Cantabrica y aun de la  Europa atlántica-  forzó ,esta vez a lo grande, un nuevo intento prospector.

Nace así lo que en los mentideros vetustianos han bautizado como "Proyecto Landing Roman"  RWY -10  en referencia a Roman Western Yspania y  las 10 décadas de esfuerzos fallidos o según otra versión mas maliciosa  los diez años que piensan estar pastando en las fértiles praderías de Llanera. ¿Van a ser menos que los de Gauzón? 

Llega -asi lo han anunciado a bombo y platillo- un "equipo multidisciplinar"  con técnicas arqueológicas "punteras" , teledetección, fotogrametría aérea, una llamativa ensalada de protocolos etc, etc.

No contentos con ello y paralelamente al amplio despliegue de medios que hemos señalado el equipo multidisciplinar  será apoyado por una célebre arqueóloga  ya jubilada que efectuará labores de médium  pero sobre todo y aqui viene la bomba entrará en acción la mayor herramienta arqueológica de todos los tiempos: "Barcino",  que creen los arqueologos que  les traerá por fin buena suerte haciendo honor a su nombre.




  ¿Logrará el equipo multidisciplinar, Barcino y la médium encontrar la Pompeya del norte?
Pronto lo sabremos y podremos comparar; abajo en la imagen las ruinas de Pompeya.

Resultado de imagen de pompeya




ALGUNOS RIOS ASTURIANOS DE NOMBRE PRERROMANO


















Arriba en la foto José Manuel González

ALGUNOS RÍOS ASTURIANOS DE NOMBRE PRERROMANO

Deva, Bedón,Güeña,Dobra,Sella, Aller, Uerna