LA CRUZADA DE NEVILLE

LA CRUZADA DE NEVILLE

sábado, 24 de marzo de 2018

LA VENGANZA DE DON ENRIQUE


De toda la opinión pública asturiana es conocida la destrucción del castro celta de Llagú LA VOZ DEL PIELGU; el célebre castro que en el marco de las Guerras Cántabras fue asaltado e incendiado por el ejército romano para posteriormente instalar allí una potente guarnición con caballería celtíbera y aparato artillero.    

   EPISODIOS DE GUERRA EN LOS POBLADOS INDÍGENAS DE HISPANIA CÉLTICA: CRITERIOS PARA LA IDENTIFICACIÓN ARQUEOLÓGICA DE LA CONQUISTA ROMANA en Estudios de Prehistoria y Arqueología año 2008 de Don Luis Berrocal Rangel podemos leer lo siguiente: "Por último, también la arquitectura defensiva manifiesta los episodios de guerra en la aparición de nuevos sistemas, y elementos de fortificación que no tienen porqué ser complejos: creemos que algunos casos de barreras de piedras hincadas, sin precedentes en la zona como las que rodean algunos castros tardíos de la comarca de El Caurel (Lugo) o de San Isidro (Asturias), reflejan las directrices romanas tras las guerras Astur-Cantábricas, con motivos diferentes de los implicados en éstas. La protección de las nuevas explotaciones auríferas, y de sus vías de distribución, obligó al acantonamiento de tropas romanas e indígenas en el Noroeste y la "reconversión" de antiguos poblados en verdaderas "fortalezas".Así lo consideramos para el castro de Llagú (Oviedo,Asturias), un poblado metalúrgico que desde el siglo VI a.C. se dedicaba a la fabricación de pequeñas piezas de bronce con el cobre procedente de las minas de la Sierra del Aramo 45. A finales del siglo I a.C., tras un incendio generalizado, que no afectó a la continuidad de su hábitat ni a los rasgos principales de éste, (casas de planta redonda, murallas de módulos...), se documentó una remodelación completa de sus murallas, que incluye caminos de ronda interiores con escaleras, cambia su entrada escalonada y oblicua al lienzo amurallado por otra perpendicular y escalonada, construye una gran torre de planta redonda, con 7 metros de diámetro y adjunta, a ésta, una habitación pavimentada con bancos corridos que interpretamos como cuerpo de guardia y, posiblemente, bateria artillera 46. Los materiales asociados a esta fase de ocupación apoyan su consideración como el acuartelamiento de algún destacamento de caballeria auxiliar celtibérica. Seria un ejemplo del "ejército oculto" de Carlos Fabiao 47.
45 Berrocal- Rangel et alii 2001.
46 ibid. 107-sq
47 Fabiao 2007, "Roman Army", p.121.

Reciéntemente en una célebre conferencia celebrada en Mieres, Alfonso Fanjul, doctor en Historia y Arqueología y uno de los investigadores asturianos de mayor prestigio presentó importantes novedades en relación al famoso y destruido castro de Llagú.


Arriba en la imagen: estandarte militar romano sobre el terreno con indicios éste de incendio generalizado y los molinos castreños con los que se fabricaba el pan, destruidos.


                                                                                                                               
La explotación de la piedra, las canteras, acabaron con el famoso castro de Llagú  con la colaboración una vez mas de las autoridades del Principado que en su momento dejaron hacer y no paralizaron semejante atentado.

Llega ahora el momento de preguntarse si no habría piedra en otro sitio de Asturias donde no hubiese un castro de tanta significación histórica máxime cuando para ejecutar la ampliación del puerto del Musel iban a por la piedra nada menos que a la vecina provincia de León.

Un singular personaje bien conocido en los círculos ovetenses, Don Enrique Burguet, importante numismatólogo; una mezcla de Quijote y bandolero ha logrado junto a otros colectivos cerrar de momento la cantera de la Belonga.

Enrique Burguet denuncia los desastres arqueológicos de Oviedo

"Todo aniquilado, sí, por los inútiles ineptos sin cultura, sin escrúpulos y bajo sus desmedidas dosis de arrogante rufianería. Yo, que trabajé en Foncalada, en calidad de Asesor Numismatólogo, puedo en verdad saber y demostraros los desastres allí ocurridos por mano de estos arqueólogos con tacha, y de las instituciones responsables, que nunca debieron tocar con sus sacrílegas pezuñas, aquellas venerables reliquias legadas de siglos atrás por nuestros respetables ancestro"

El dorado de Gauzón

En busca del Museo Arqueológico de Asturias

"La pétrea estatua estante sobre alta peana del ilustrado padre Feijóo obseva a la intemperie, en actitud pensativa el desalojo y destrucción de su humilde celda ubicada en la sede del actual Museo; con tamaña villanía, premian estos bellacos a aquel iluminado que intentó abrir espacios de luz intelectual a los asturianos de aquellos tiempos barrocos, pero aun velados al conocimiento e ilustración de Asturias."

Fuente de Foncalada, fuente de todo mal.

Fuente de la Rúa y Fuente de Foncalada, cuento y propaganda.

La verdadera cara de Oviedo

La sirena de Sanabria

Sirvan estas pinceladas para alcanzar a comprender la originalidad y marginalidad del que es posiblemente el mayor Quijote de la cultura asturiana, de la CULTURA con mayúsculas; y siendo como es un Quijote o un bandolero según los gustos de cada cual no duda en enfrentarse a los molinos de viento del poder establecido o echarse al monte navajeado y trabucaire.

Enrique Burguet, ayer, con la comunicación de la incoación del expediente sancionador de la Confederación.

Don Enrique denuncia irregularidades ambientales y laborales en la cantera de la Belonga

con el resultado conocido La cantera de la Belonga es clausurada por orden municipal

Muchos nos preguntamos ¿hasta donde llegará la venganza de don Enrique? ¿aplacará esta decisión municipal la furia que lleva en su seno y que le quema un día sí y otro también o por el contrario servirá de acicate a nuevas ofensivas que tiene en su cabeza? Muy pronto, caballeros, saldremos de dudas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario